Una víctima de secuestro pudo acceder al PS4 de su captor para poder enviar un mensaje informando de su retención ilegal en Japón.

Hace un mes una joven desapareció en Japón. Pasaron los días y la gente, sin tener pistas sobre su ubicación, ya se imaginaba lo peor. Sin embargo, la forma en que se resolvió el caso sorprendió a todo el mundo después de conocer que la joven estudiante había sido secuestrada después de que ya había sostenido una relación sentimental con su captor. Según cuenta NHK, un medio nipón, la secuestrada estuvo atada en el sótano de la casa del secuestrador y permaneció alejada del mundo durante aproximadamente un mes. Afortunadamente, la víctima pudo informar a las autoridades del lugar donde estaba retenida. 


 

Para informar de su situación consiguió acceder a la PS4 de su captor mientras este no se encontraba en el lugar. Usando la consola pudo enviar una serie de correos electrónicos a las autoridades para que la rastrearan y la localizaran. Afortunadamente la víctima fue rescatada sin heridas de gravedad y el secuestrador ya fue detenido. Además, se supo que el delincuente contaba con varios crímenes sin resolver antes de este.