Incluyendo algunos factores clave en nuestras rutinas podremos gestionar mejor este estado, muy común por estos días de cuarentena.

La ansiedad se genera como una respuesta que da nuestro cuerpo a situaciones límite, generándonos sensación de tensión, angustia, flojera y en casos un poco más extremos, miedo, ritmo cardiaco acelerado, dificultad para respirar o sudoración. Todos en algún momento hemos experimentado ansiedad, sobretodo en este periodo de cuarentena. Con los siguientes consejos aprenderemos a controlar este trastorno.

 

 

Dormir bien: es precisamente una mala noche de sueño la que desencadena todo (estrés, tensión, ansiedad) Procura tener al menos 7 horas de sueño de calidad para proporcionar a tu cuerpo un descanso reparador y así despertar con energía.


Ver más: Quiz 92: Vamos de compras en cuarentena y les diremos qué clase de persona son


Mantenerse activo: tener una rutina definida para cada día, y ojalá anotada, nos garantiza tener cosas que hacer a diario. También la actividad física es clave para lidiar con la ansiedad, pues así liberamos endorfinas, reducimos el estrés, nos mantenemos en forma, entre otros muchos beneficios para nuestro cuerpo y salud en general.

Hacer más de lo que nos gusta: si te encanta la cocina, el dibujo, cantar, bailar, leer, etc., haz más de esas actividades que tan bien te hacen sentir y retoma esos hobbies que dejaste abandonados hace algún tiempo. También trata de observar este tiempo de confinamiento como tiempo para ti y para cuidarte, puedes hacer por ejemplo, mascarillas faciales o capilares caseras.

Meditar, respirar: en cuanto a meditar, esta práctica ayuda mucho para despejar la mente de cualquier pensamiento, de preocupaciones o de angustias. Es una manera de liberar la ansiedad o el estrés que nos produce el hecho de pensar qué va a pasar o las situaciones difíciles. En cuanto a respirar, debemos aprender a hacerlo desde el diafragma, sintiendo cada respiro y sintiendo que en cada exhalación dejamos ir todo aquello que nos tensiona. Es una forma efectiva de relajarse y mejor si nos ayudamos de aromaterapias y música para este ejercicio. Para quienes se inician hasta ahora con este tipo de prácticas, las meditaciones guiadas son de gran ayuda.


Le puede interesar: ¡Visitemos Nueva York desde casa!


Fortalece tus relaciones: tanto la relación con nosotros mismos, como la que tenemos con los demás. No necesitamos relaciones tóxicas que nos roben energía y nos causen malestar a nivel psicológico, mejor evitémoslas para nuestra propia salud emocional. En cuanto a la relación con nosotros mismos es importante trabajar el autoestima y podemos empezar a hacerlo siendo conscientes de todas nuestras virtudes y reconociendo las cosas para las que somos buenos, en vez de estar reprochándonos por nuestros defectos. Conocer nuestras fortalezas y amarnos tal y como somos.

Tener mascotas: los animalitos sí que nos ayudan a liberarnos de la ansiedad, no solo por el cariño que nos dan y su compañía, sino porque en ellos depositamos algunas cargas de emociones que nos ayudan a liberarnos de la tensión y el estrés.


Le sugerimos: Amigos virtuales que lo acompañarán mientras trabaja en casa