Selena Gómez se sinceró sobre su cuerpo

Ha sido de conocimiento publico algunos de los problemas por los que Selena Gómez ha tenido que pasar en los últimos años. Entre ellos el lupus que padece, el trasplante de riñón, los problemas con su salud mental y su ruptura con el canadiense Justin Bieber. Inclusive, el año pasado fue internada en una clínica debido a una fuerte crisis emocional que la llevó a alejarse de las redes sociales durante un tiempo: “De nuevo tomaré un descanso en las redes sociales. Por más agradecida que estoy de la voz que el social media nos brindan, también me siento agradecida por poder dar un paso atrás y vivir mi vida en el presente… Ánimo a todos y recuerden que los comentarios negativos pueden herir los sentimientos de cualquiera“, publicó por medio de su cuenta de Instagram en aquel entonces.

Aunque para la artista esta es una de sus mejores etapas en todos los sentidos, confesó recientemente que las criticas y comentarios negativos que recibía por medio de redes sociales afectaban de manera importante su autoestima: “Yo sufrí en primera persona lo que era que se metieran contigo por estar ‘gorda’ cuando mi peso empezó a fluctuar. Esa fue la primera vez. Padezco la enfermedad de lupus y también tengo que lidiar con complicaciones renales y de hipertensión; en resumen, tengo bastantes problemas de salud. En mi caso, fue entonces cuando empecé a notar la importancia que se le da a la imagen.”

Respecto a su aumento de peso, asegura que se debe en parte a los medicamentos que toma para sobrellevar los síntomas de la enfermedad, por lo que las críticas negativas “me fastidiaron un poco”. Además, la artista aclaró que el lupus no afecta directamente su peso, pero que la combinación de diferentes factores que le ayudan a mantenerse sana sí tienen repercusiones para ella en la báscula: “Es la medicación que tengo que tomar por el resto de mi vida, depende incluso del mes, para ser honesta (…) “En realidad, esa es mi verdad. Fluctúo dependiendo de lo que esté sucediendo en mi vida“. Inclusive admitió que las criticas la hicieron sentir avergonzada de su cuerpo: “Experimenté vergüenza corporal con mi fluctuación de peso por primera vez compartió.