¿A qué se debe? aquí les explicamos la teoría:

Dragon Ball Z es de las sagas que nos has acompañado por años y que parece no querer irse. Quien la haya visto seguramente habrá notado un pequeño gran detalle: Goku parece no envejecer. Al menos no en primera instancia.

¿Cómo lo logra? ¿A qué se debe?

 

Pues bien, dicho efecto se debería no a la inmortalidad, pues ya se ha visto morir a Goku en varias ocasiones, sino a una mezcla del linaje de la raza saiyajin y el entrenamiento que algunos de ellos como Vegeta han tenido con algunos dioses y semidioses, según CBR. “Saiyans envejecen a una velocidad significativamente más baja que sus equivalentes humanos”, explica el sitio. Este efecto habría sido confirmado a lo largo de la trama de Dragon Ball, cuando Vegeta explica que la raza a la que pertenecen evolucionó para que “envejezcan más despacio una vez que alcanzan la supremacía física para extender la cantidad de años que pueden pelear”.

El sitio destaca que para finales de Dragon Ball Z, Goku tendría unos 30 años, cuya apariencia no hemos visto cambiar mientras otros (humanos en su mayoría) sí han envejecido.


Vea también: