Conozca algunos personajes de películas que el encierro los llevó a su límite.

Dé play acá para escuchar esta noticia: 

Uno de los factores más importantes del encierro es la estabilidad emocional, debido a que muchas personas pueden verse afectadas por el poco contacto social que pueden tener. Algunas películas han recreado esta situación, llevándola a situaciones verdaderamente extremas con sus personajes. Estos son algunos de los más representativos: 

Jack Nicholson en “The Shining”

El atormentado personaje interpretado por Jack Nicholson en “El Resplandor”, es el ejemplo perfecto de que vivir en aislamiento por un largo periodo, puede acarrear consecuencias incluso siniestras. El cambio de hábitos, la frustración y el nulo control de la ira, fueron elementos decisivos para que Jack Torranc enloqueciera.


Vea también: Diez de las críaturas más terroríficas del cine


Tom Hanks en “Naufrago”

Chuck Noland, el personaje interpretado por Tom Hanks en la película “Cast Away” (“Naufrago”) es otro ejemplo claro de lo que la soledad y el confinamiento involuntario, pueden hacer en la psique de un hombre. En la historia, un moderno Robinson Crusoe sobrevive a un accidente de avión, pero queda completamente solo en una isla alejada del mundo. En su afán de supervivencia, adopta a un balón (al que le dibuja un rostro con su propia sangre) como su compañero, lo bautiza con el nombre de Wilson, le habla al oído y le cuenta sus planes.

 

Robert Pattinson y Willem Dafoe en “The Lighthouse”

En esta extraña y claustrofóbica película, un par de hombres tienen que pasar  por cuestiones laborales, una larga temporada confinados en la pequeña isla que aloja el faro que ellos supervisan. Con el mar inmenso de fondo y sin salida alguna, ambos personajes comienzan a enloquecer y ver visiones (sirenas y seres de terror como de cuento de Lovecraft). De la violencia sicológica, los vigilantes pasan al abuso físico entre ellos y a la demencia, tras tener que sortear una tormenta que alarga su encierro.


Vea también: ¿Johnny Depp sería el nuevo Joker?


John Goodman  en “Avenida Cloverfield 10” 

Los personajes de este relato en el que nada es lo que parece, se la pasan encerrados tras cuatro paredes. Howard, el extraño individuo interpretado por John Goodman, mantiene literalmente secuestrados a sus invitados, alegando que el mundo exterior, hay un peligro inminente. Tan obsesionado está el hombre, que su comportamiento raya en la locura, y al principio pensamos que el encierro afectó la mente del personaje (y al parecer sí, un poco), pero un giro de tuerca final indica que no fue así, y que la amenaza que muchos no querían creer (un poco como la gente que celebra fiestas de XV años en plena pandemia) sí existía en realidad y Howard no era un loco fanático de las teorías de la conspiración.

 

Sam Rockwell en “Moon"

Cuando David Bowie grabó a fines de los 60 “Space Oditty”, su himno sobre un astronauta perdido en el espacio y desconectado del mundo, seguro que nunca se imaginó que décadas después, la ópera prima de su hijo el director Duncan Jones, sería también una odisea sobre la soledad de un hombre que pasa sus días trabajando para una empresa espacial en el lado oscuro de la luna. Durante su estancia en un confinamiento lunar que se prolonga más de lo esperado, el protagonista interpretado por Sam Rockwell, comienza a experimentar pensamientos paranoicos y a percibir la realidad de forma diferente en busca de secretos, intentando obtener respuestas ante lo inexplicable.

Tomado de GQ


Le sugerimos: Diez de las mejores películas basadas en hechos reales