Paulo Londra se despide de sus productores y afirma que fue engañado durante el tiempo que trabajó con ellos.

Hace un tiempo se venían escuchando rumores en redes sociales sobre algunos problemas entre Paulo Londra y sus productores, Daniel Oviedo, conocido como Ovy on the drums y Cristian Salazar, conocido como Kristo. De hecho, el artista argentino había iniciado hace algunos meses los trámites para desvincularse de compromiso legal con los mismos, proceso que culminó recientemente y del que Londra se refirió con una contundente carta de despedida. 

https://www.instagram.com/p/B_zCG9SA36o/?igshid=1fdd8rr01o8aa

“Confié en ellos, rechacé otros contratos porque decían que no eran lo mejor para mí. Estaba entusiasmado, pensé que todo lo mejor posible estaba por venir. Les dije que nos llamemos “Big Ligas”, porque vamos a crecer tanto independientemente que nos van a admirar. Hice música como un loco; a los 19 me fui meses a Colombia y grabé sin parar. Podía hacer hasta 6 temas por día, todo gracias a esta disciplina que tenía del freestyle. Quise que mi primer tema sea Condenado para el millón para que sepan de lo que soy capaz”, dice en una parte de su carta.


Ver más: Dua Lipa habla sobre sus colaboraciones con Miley Cyrus y Normani


Y agregó: “Kristo vino con unas fotocopias, una lapicera cara y un filmaker, y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes y entonces nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firme unas fotocopias mientras nos filmaban, pensé que era un simple video y nunca pensé que eso fuese un contrato el cual hagan valer de esa forma tan engañosa”.

“Ya estaba cansado, me sentía burlado por dos que siempre se complotaban para que mi opinión no cuente, y tuve que pedir ayuda. Ni siquiera en la canción con Ed Sheeran logré puntos de autoría correspondientes. Kristo y Ovy se agregaron puntos de esta canción, siendo que no hicieron el beat ni mi letra. Lo único que querían era estar entre cualquier acercamiento de Ed Sheeran a mí para bloquearme e impulsar sus propias carreras”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Paulo londra (@paulolondra) on


Vea también: Tainy: el productor de música latina más importante del género urbano


“Siempre querían aparecer en los vídeos, siempre me decían qué decir, yo no podía decidir nada. Ellos se ponían delante mío y recibían todo de otros artistas otras propuestas y a mí nada me llegaba ni me enteraba o solo me enteraba lo que ellos querían, fue muy frustrante. Aun así de sentirme tan frustrado lo único que me mantenía de pie era el apoyo de los que me escuchaban y me alentaban, entonces nunca me doble más y siempre cumplí con mis responsabilidades y di lo mejor de mí”,

Por su parte según Billboard, Ovy y Kristo han negado todas las acusaciones. Tienen en curso una demanda por un millón de dólares por incumplir el contrato y como reparación de las pérdidas que ha significado el proceso.


Le sugerimos: Los Mejores Lanzamientos Musicales en lo que va este de 2020