En una entrevista a la revista Variety, la cantante habló sobre su proceso de recuperación.

En noviembre del año pasado Miley fue sometida a una cirugía en sus cuerdas vocales, esto fue una de las razones por las cuales decidió dejar de fumar marihuana. En la entrevista también discutió sobre como ciertas historias familiares también tuvieron que ver: “Ha sido un año muy importante para mí, la estar viviendo sobria he podido mejorar mi arte. Por la cirugía tuve que estar cuatro semanas son poder hablar”, contó la cantante. 

Recordó cuando el doctor le dijo que había sobre utilizado sus cuerdas vocales y por eso necesitaba la intervención, como consecuencia de llevar desde los doce años haciendo giras alrededor del mundo. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Miley Cyrus (@mileycyrus) on

“Llevo sobria durante seis meses. Al principio pensé que era solo por la cirugía, pero luego pensé mucho en mi madre. Mi mamá fue adoptada y yo heredé algunos de los sentimientos que tuvo, esa sensación de abandono y de tratar de probarle al mundo de que vales algo”, dijo. Contó que la familia de su padre se había divorciado cuando él tenía tres años, por esto creció muy solo. “Me puse a entender la historia de mi familia. Entendiendo el pasado, entendemos el presente y vemos el futuro mucho más claro”, dijo con respecto al consumo de marihuana por parte de sus padres. 

También hablo sobre el estigma social que conlleva ser una persona joven sobria y como la gente le dice que ya no es divertida. “Querido puedes decirme lo que quieras, pero yo sé que soy divertida”, comentó. “Lo que más amo es despertarme al 100%, el 100% de las veces. No quiero despertarme sintiéndome groggy. Quiero despertarme sintiéndome lista”.  


Vea también: