La antigua propietaria era la presentadora Ellen DeGeneres.

Ariana Grande acaba de hacer una majestuosa compra que ha dejado a todos con la boca abierta. Una piscina que ha adquirido recientemente (junto al resto de la mansión) por nada más y nada menos que 12 millones de euros. La casa está ubicada en el sofisticado barrio de Bird Streets, asentado sobre las famosas colinas de Hollywood en Los Ángeles. Su antigua dueña era la presentadora Ellen DeGeneres.

La mansión cuenta cib 10.000 metros cuadrados que poseen cuatro dormitorios de lujo, siete baños, spa, gimnasio, una piscina infinita e incluso una bodega diseñada con mármol de forma minimalista. 

Aquí se las presentamos: