En la cocina podemos ser tan creativos como queramos y la lasagna no solo tiene que ser de pasta, hoy aprenderemos una de papa.

Hay recetas que son fáciles y deliciosas. La de hoy no es la excepción y además es rendidora y económica. Esta lasagna de papa va a ser amada por todos en la mesa y seguro querrán repetir.

 

 

Para 4-6 porciones necesitan:

  • 5 papas medianas

  • 1 pechuga de pollo mediana

  • Queso mozarella tajado

  • Queso parmesano

  • Jamón

  • 3 tomates maduros

  • 1 cebolla cabezona 

  • 2 dientes de ajo

  • Sal, pimienta y comino al gusto

  • 1 cucharadita de mantequilla


Ver también: ¡Baking time! Hoy les enseñamos torta de banano


Preparación:

Cocinar las 5 papas con agua y sal hasta que estén tiernas y machacarlas muy bien con un poquito de mantequilla hasta lograr un puré cremoso y sin grumos. Aparte, cocinar el pollo. Una vez cocido, desmenuzar pequeño. Luego en una sartén, hacer un guiso sofriendo los tomates, la cebolla y los ajos, todo picado finamente. Condimentar con sal, pimienta y comino al gusto y mezclarlo con la pechuga que ya se ha cocinado y desmenuzado previamente.

Con el puré y el relleno listos, se arma la lasagna por capas. Empezamos con el puré acomodándolo con la misma mano hasta cubrir uniformemente el fondo del molde, haciendo una primera capa no muy gruesa. Luego cubrimos esa capa con lonjas de mozzarella. Encima del mozzarella siguen lonchas de jamón. Sobre el jamón ponemos el guiso de pollo (o se puede de carne molida también). Luego va otra vez queso mozzarella. Luego, otra capa de puré de papa, luego otra del guiso de pollo o carne y terminamos con mucho parmesano. Llevamos al horno 30-35 min a 180 grados o hasta que veamos el queso gratinado.

¡Que la disfruten!


Le sugerimos: Les enseñamos cómo hacer un pan saludable, sin harina y delicioso