Walker y Diesel fueron grandes mejores amigos y sus hijos continúan ese lazo de amistad.

Tras el gran éxito mundial de Paul Walker en la saga “Rápido y Furioso”, el actor falleció en un accidente automovilístico al sur de California el 30 de noviembre de 2013, antes de empezar a rodar la séptima entrega de la cinta. Para ese entonces, su hija Meadow Walker tenía solo 14 años. Hoy día es una adolescente de 21 y continuó la gran amistad que tenía su papá con Vin Diesel otro de los protagonistas de la saga. 

Una fotografía que Meadow Walker publicó recientemente en su Instagram comprueba que no solo sigue siendo gran amiga de Diesel sino también de sus hijos. La selfie se ha vuelto viral, Meadow la tomó y junto a ella están los 3 hijos de Vin Diesel: Hania, de 12 años, Vincent, de 10, y Pauline, de 5. El pie de foto dice: “Family, forever” (familia, por siempre). 

Pauline, la hija menor de Vin Diesel fue nombrada así en honor Paul Walker, el padre de Meadow, pues nació un año y medio después de su fallecimiento. Por su parte Diesel es padrino de Meadow, quien se refiere a él como “Tío Vin”. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Meadow Walker (@meadowwalker) on


Vea también: