La historia de Pinocho tal cual la conocemos en realidad oculta un relato de terror bastante perturbador.

Escrita originalmente por el italiano Carlo Collodi, “Pinocho” fue publicada entre 1881 y 1882 en las páginas de un periódico en donde paulatinamente se relataban las perturbadoras aventuras de Pinocho, una marioneta bastante violenta. En cuanto es creado por Geppetto, el muñeco de madera le da un patada para robarle su peluquín y huir, lo que desata que el carpintero le busque y al encontrarlo lo tome del cuello, detonando que el anciano sea acusado de abuso y acabe en la cárcel.

A medida que la historia avanza las cosas se tornan más terroríficas y bastante explícitas. Pepe Grillo, no tiene un papel tan prominente y solo aparece en el capítulo cuatro, con una aparición breve, pues cuando aconseja a Pinocho sobre su conducta, la marioneta reacciona. “Ante estas últimas palabras, Pinocho saltó en furia, tomó un martillo de la banca y lo arrojó con todas sus fuerzas contra el grillo parlanchín”, dice un fragmento del cuento original en el que Pepe Grillo recibe el golpe en la cabeza y muere. “Con ese último cri-cri el pobre grillo cayó de la pared, muerto”. Aunque posteriormente reaparece en forma de fantasma.

 

Publicado originalmente en el diario Giornale Per I Bambini como una serie de tiras ilustradas, Pinocho y su historia original destacaba por sus episodios que no escatimaban en retratar las lecciones que el muñeco de madera recibía de forma explícita. Por ejemplo, tras haber matado a Pepe Grillo, la marioneta no tiene remordimiento e incluso justifica su crimen al decir que “fue su culpa, yo no quería matarlo”.

Aunque la adaptación de Disney nos ha presentado un dulce personaje que recibe un aprendizaje sin violencia, la historia de Pinocho de Carlo Collidi podría ser de terror  y lo hace de forma distinta, pues en uno de los episodios relata que el muñeco se queda dormido cerca de una chimenea y se le queman parte de sus pies, que son reemplazados por Gepetto.


Vea también: