‘La diva, la potra’ Ivy Queen celebra su cumpleaños número 47 y estos son algunos datos curiosos de la historia de la artista.

Si queremos hablar del génesis del reggaetón es imposible no referirse a algunos artistas que han marcado historia en el género. Tal es el caso de Martha Ivelisse Pesante, mejor conocida como Ivy Queen: 'La reina, la perra, la diva, la potra, la mami que tiene el tumbao', como se ha hecho conocer en la industria musical. 

Hoy este icono femenino del reggaetón celebra su cumpleaños número 47, y con ellos el trayecto de una figura musical que ha sido puesta al nivel de intérpretes como Daddy Yankee, Don Omar y Tego Calderón en lo que a pioneros del género se refiere.

Es conocida por sus líneas lascivas y violentas en sus canciones y también por utilizar el apodo 'Queen of Reggaeton'. Sus temas más consolidados y recordados son "La gata fiera", "Te he querido te he llorado", "La otra" y su gran éxito "Pa. la cama voy", una canción autobiográfica y "Que lloren".

Datos curiosos de la artista: 

  • Le gusta la música salsa.
  • Le encanta la comida picante.
  • Es adicta a comprar zapatos y carteras.
  • Tiene adicción por las galletas con chispas de chocolates.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by REGGAETON PIONEER MOTHA (@ivyqueendiva) on

  • No lleva la cuenta de cuántos tatuajes posee.
  • Se crió en Nueva York.
  • En 1997 hizo su debut en solitario con la grabación del álbum 'En mi imperio' para Sony Records Internacional.
  • Cinco años después de no lanzar ningún álbum, Ivy apareció con 'Diva'. Las canciones más exitosas fueron 'Quiero Bailar', 'Tuya soy', entre otras.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by REGGAETON PIONEER MOTHA (@ivyqueendiva) on

  • Ivy Queen estuvo casada con el también cantante de Rap Gran Omar y se divorciaron en 2005.
  • Queen se volvió a casar en 2012 con un coreógrafo puertorriqueño llamado Xavier Sánchez.
  • A sus 41 años de edad tuvo su primera hija biológica con su pareja actual.

Frente a su camino y recorrido, la artista se ha referido en varias entrevistas asegurando: "yo escogí este género porque todo el mundo me decía que no era un género de mujer, que es de hombres y que era de atorrantes y cuando a mí me dicen que no, ahí es que me pongo los pantalones en mi sitio y le meto mano." Además, se ha referido a la relación que ha mantenido con sus colegas del género asegurando que se ha ganado el respeto de ellos: "al principio fue difícil, pero yo los respeto y ellos me respetan... el resto fue probarme a mí misma que podría sobrevivir.