El fallecimiento de Chadwick Boseman después de cuatro años de lucha contra el cáncer de colon fue un impacto tremendo para todos sus fanáticos y también para aquellos con quienes trabajaba.

Según The Hollywood Reporter, el actor quería que fueran muy pocas las personas que supieran de su batalla contra el cáncer, incluyendo a su familia. Por esa razón, nadie más en la industria estaba enterado de la enfermedad, inclusive trabajando junto a él.  

 

El director de ‘Black Panther’ Ryan Coogler, que ha estado trabajando además en la secuela, admitió que nunca tuvo conocimiento sobre la aflicción del actor y que estaba planeando la siguiente parte confiado en que Boseman regresaría a su papel. Por otro lado, los demás miembros de Marvel Studios admitieron igualmente que la enfermedad nunca se supo en las instalaciones de la productora. De hecho, Kevin Feige se enteró a través de un correo pocas horas antes de la muerte del actor, todo esto según una fuente cercana a Boseman que ha permanecido anónima. 

 

El actor siempre se mantuvo positivo frente a su batalla contra el cáncer hasta días antes de que aparecieran varias complicaciones. Por esa razón nunca pensó que existiría un problema para la filmación de Black Panther 2.