Kourtney Kardashian y sus pequeños, Mason, Penélope y Reign Disick, se unen al resto de la familia y al coro del Servicio Dominical de Kanye para una toma grupal masiva. El clip de dos minutos y medio concluye con un momento destacado con North, de 6 años, que deja escapar un gran grito.

El videoclip, dirigido por Jake Schreier, ya cuenta con más de un millón de visualizaciones en YouTube.

Cabe recordar que el artista ha expresado que desde que tiene un vínculo más cercano con Dios se ha encaminado a superar algunos problemas como su adicción al sexo y la pornografía, y de este modo, convertirse en un hombre completamente nuevo: “Con Dios he podido vencer cosas que antes me controlaban por completo”, expresó recientemente en una entrevista con Zane Lowe para Beats 1 de Apple Music.