Aunque debamos permanecer en casa, no quiere decir que no podamos hacer nuestra rutina productiva. Toma nota de estos consejos.

A media que ha ido extendiéndose el confinamiento obligatorio por la crisis sanitaria actual, hemos visto que estar en casa nos trae muchas ventajas como compartir más tiempo en familia e incluso nos ayuda a ahorrar, el hecho de no tener que transportarnos o dejar de ir al salon de belleza ha resultado beneficioso para el bolsillo. 

Sin embargo, para muchos ha sido un periodo frustrante y al no tener horarios, ni compromisos cara a cara con nadie, ha provocado que quizá se descuiden un poco. Eso es justamente lo que no debemos hacer, por el contrario, debemos aprovechar el tiempo en casa para proponernos nuevos objetivos y mantener nuestras rutinas, nunca serán como cuando podíamos salir a la calle, pero por lo menos con los siguientes consejos, podremos hacerlas lo más cercanas a lo que eran antes de la pandemia y haremos más llevadera y agradable la cuarentena.

  • No quedarse pijama todo el día: verse todo el dia en fachas desmotiva amigos. Créanme que alistarse desde temprano, arreglarse y gustarse en el espejo marca muchísimo la diferencia. Los hará sentir como que empezaron un día normal de trabajo como los de antes de la pandemia.

  • Estar pegado todo el día a las noticias: ya sabemos que la crisis sanitaria es muy delicada y que cobra muchas vidas a diario, pero no necesitamos estar todo el día oyendo cosas negativas o lamentables (porque infortunadamente eso son los noticieros) eso solo nos dará sensación de angustia y ansiedad que no necesitamos. Desconectémonos de la tele y de los dispositivos electrónicos. Sí, son muy necesarios, sobre todo en tiempos de teletrabajo, pero ningún trabajo ni estudio requiere que estemos todo el día inmersos en ellos y seguro que hay otras cosas mas productivas que podemos hacer que estar tantas horas pendientes de las redes o las noticias.

  • No tener una rutina establecida: esto es muy importante durante la cuarentena, de lo contrario nuestros días serán un completo desorden y hasta olvidaremos algunas de nuestras obligaciones al no establecer horarios para cada actividad. Lo más recomendable es que sigamos levantándonos a la hora que lo hacíamos cuando teníamos que salir a estudiar o a trabajar, así tendremos por delante todo el día para organizarnos y responder con tiempo suficiente por nuestras obligaciones.

  • Alimentarnos mal: la mala alimentación desencadena en innumerables problemas de salud y lo más que necesitamos ahora es mantenernos positivos y sanos. En este periodo no abusemos de la comida a domicilio, siempre será mejor y más sano lo que cocinemos nosotros mismos en casa porque sabemos con qué preparamos los alimentos, pero además ahorramos dinero. Tampoco abandonemos el ejercicio, la actividad física tiene múltiples beneficios para mente y cuerpo, además nos desestresa y nos ayuda a mantenernos en forma.

Vea también: