Maquillarse no es tan difícil como algunas piensan. Además es divertido, y resalta nuestra belleza.

La cuarentena nos ha servido para aprovecharla en muchos aspectos. Por ejemplo, para aprender algo nuevo. Entonces, ¿por qué no aprovecharla para desarrollar nuestras habilidades con el maquillaje? No está demás que sepamos maquillarnos bien, pues puede que no siempre tengamos la posibilidad de contar con la ayuda de un profesional en el tema y debamos solucionar nosotras mismas nuestro look. Algunos aspectos importantes a tener en cuenta para esto son:

Prepara tu piel: siempre y sobre todo si vas a maquillarte, mantén tu rutina de cuidado facial. No tienes que usar mil cremas, con crema hidratante, contorno de ojos y bloqueador, tienes los básicos e indispensables para el cuidado de tu piel.


Ver más: Siete formas simples de darnos gusto y autocuidarnos


Primer (o preparador de piel): viene en gel, en crema o en spray y se pone después de las cremas faciales. Importante que identifiques el adecuado para tu tipo de piel. Si tienes los poros abiertos entonces el ideal será uno que minimice poros para hacer ver la piel uniforme. Si tu piel es seca entonces el mejor para ti será uno que humecte y aporte luminosidad, o por el contrario si tu piel es grasa, el tuyo será uno que nivele la oleosidad y controle el brillo. El primer es indispensable, es la forma en que preparamos nuestro “lienzo”.

Las brochas: no nos tomamos la sopa con un tenedor, ¿verdad? Necesitamos el utensilio adecuado para cada tipo de comida y lo mismo sucede con el maquillaje, necesitamos las herramientas correctas para cada área a maquillar. Para los ojos necesitas unas brochas difuminadoras, ojalá dos, una grande y una pequeña. Una grande para los polvos, una mediana para rubor y una pequeña de corte transversal para delineados y para perfilar cejas. Esas son las básicas. Ya hablaremos luego de toda la gama profesional de brochas.

Base: las hay de cubrimiento ligero y alto, yo recomiendo la de cubrimiento ligero si es para diario o maquillaje de día y la de cubrimiento alto déjala para cuando necesites un look más pro o cuando hagas maquillaje para la noche. Para las pieles con acné la base debe ser ligera y ojalá dermatológica para no afectar la condición de la piel. 

Polvos: también son importantes en el maquillaje pues dan el acabado final a la piel, sellan la base y terminan de cubrir imperfecciones.


Le puede interesar: Cuida de ti y de tu piel en esta cuarentena


Lápiz de cejas: las cejas son el marco de la cara, por eso es importante definirlas con un buen lápiz de acuerdo al tono de tu piel y por supuesto peinarlas para que se vean ordenadas y lindas.

Pestañina: si hay algo que le de expresión a tu mirada son unas pestañas largas, peinadas y bien maquilladas. La pestañina se encarga justo de eso, de definirlas y resaltarlas. Las pestañas postizas déjalas para maquillajes más intensos.

Paleta de sombras: no hace falta que tengas muchas, con una que tenga colores cálidos y fríos estarás preparada para cualquier maquillaje. Los tonos fríos son los que van por la gama de azules, grises o verdes: funcionan bien en todos los tonos de piel. Los cálidos van por la gama de tonos naranja, rosa, oliva y miel y le van mejor a las pieles claras. Los neutros por su parte son los negros y cafés, y en todas la pieles funcionan. Prefiere los cálidos para el día y los neutros y fríos para la noche.

Labiales: la boca es captadora de atención así que siempre vendrá bien que cargues un labial en tu cosmetiquera. Los tonos fucsia o rosados funcionan bien a cualquier hora del día. Los rojos son seductores, los rosaditos son tiernos, los fucsia nos hacen ver divertidas y los berenjena nos muestran con carácter y decididas, ya es tu elección lo que quieras proyectar.

Rubor: un toque infaltable en el maquillaje que le aporta color a la piel para que no nos veamos pálidas. Es importante escogerlo de color muy natural para no caer en exceso de rosa en los pómulos y puedes finalizar con un toque de iluminador para resaltar tus facciones.

Te dejo un tutorial para que tengas una guía para maquillarte:


Le sugerimos: ¡Cocinemos! Dos recetas deliciosas y saludables