Los geeks se han tomado el mundo.

Un granjero gamer se preguntó, ¿qué se sentiría jugar Pac-Man en la vida real?

Ese fue el principio de ‘The Farstead’, una granja que tiene un laberinto de maíz y fue acondicionamos para tener la misma apariencia de Pac-Man cuando se mire desde arriba.

 

Sin embargo, el parecido con el videojuego no es el único atractivo del lugar, los dueños de ‘The Farmstead’ también buscan que las personas que los visitan conozcan un poco más sobre la vida de granja.