Por: Alejandra Rivolta

La artista Illma Gore ha encontrado en el arte la forma de manifestarse contra el nuevo gobierno de los Estados Unidos: Donald Trump en la cabeza.

Por ésta razón decidió hacer un mural, pero reemplazó las pinturas por sangre. Sí, su propia sangre y la de varios artistas y voluntarios que se unieron a su maravillosa voz de protesta y reunieron 6 litros de sangre.

En una adaptación de una clásica obra, incluyendo en ella un simpatizante de Trump, una pareja musulmana, una nativa americana y otros.  Conéctate con ésta impactante obra: